• 22 enero, 2013

    KANBAN: aprender jugando.

    “Oigo y olvido
    Veo y recuerdo
    Hago y aprendo”

    Un adagio muy conocido en el mundo de la formación. A mi me gusta añadir:

    “me Divierto y fijo”

    Lo que había descubierto por intuición parece que la ciencia lo confirma: las emociones ayudan a que el aprendizaje se fije en nuestra memoria a largo plazo.

    Juego Kanban

    Por eso “aprender jugando” es tan eficaz. Cuando se trata de Lean, casi obligatorio.

    No conozco a nadie que haya aprendido a poner en marcha un KANBAN leyendo un libro o asistiendo a una conferencia (me incluyo).  ¡Hay que practicar, disfrutar y sufrir sobre el “gemba”, el lugar donde ocurren las cosas!

    A falta de un verdadero “gemba”, un buen Juego de Simulación hace su papel. Permite tomar consciencia de una realidad a menudo absurda y descubrir como mejorarla. Buenas dosis de diversión con un equipo de trabajo hacen el resto.

    Es por eso que nos hemos inventado varios Juegos Lean: “la Gamba y el Guisante”, “La cafetería El Lio”, “La fábrica de papel”…

    Seguro que si aprendemos a tomarnos el trabajo como un juego somos mucho más felices… ¡Y más eficaces!

    PD: Si quieres participar en uno de ellos apúntate a la Jornada-Taller que hemos organizado en Barcelona.

    8 comentarios. Deja tu opinión.

    26 noviembre, 2011

    Gestión por Montones.

    DSC04626 IMG_0668

    En mi trabajo como consultor Lean visito a menudo empresas que emplean a gran cantidad de su personal más cualificado, incluso a consultores externos, en complejos programas de reducción de costes y aumento de la productividad.

    Sin embargo cuando visitas el “gemba”, el lugar donde ocurren las cosas, encuentras un entorno donde predomina lo que yo llamo la “Gestión por Montones”: montones de papeles, montones de herramientas, montones de piezas de recambio, montones de documentos, montones de archivadores, montones de componentes, montones de máquinas… y así en todas partes, desde el despacho del gerente hasta el cuarto de la limpieza.

    No es de extrañar que cuando observas a las personas la mayoría estén… ¡buscando!

    Lo más llamativo es que nadie parece percibir que esta realidad de caos, desorden y falta de limpieza es incompatible con ninguna iniciativa seria para mejorar la “eficiencia”.

    Es por eso que siempre recomiendo lo mismo: ¿No sabes por dónde empezar? En caso de duda empieza por las 5S.

    Si quieres profundizar más, echa un vistazo al Manual 5S que acaba de publicar LEANBOX.

    6 comentarios. Deja tu opinión.

    1 octubre, 2011

    ¡Ayúdame a despedirte!

    NubarronesLean

    Corren malos tiempos para la Lírica. Y para la Mejora Continua.

    Vivimos una economía dominada por lo financiero, o sea, por el cortoplacismo y la gestión de despacho basada en la hoja Excel.

    La Mejora Continua sin embargo mira el medio plazo y se basa en la presencia activa en el “gemba”, el lugar donde ocurren las cosas: la línea de producción, el taller de mantenimiento, la tienda, la oficina, el quirófano…

    El motor de la Mejora Continua son las personas que se comprometen y participan en la eliminación de los derroches de su entorno para poder dedicar su esfuerzo a tareas que realmente sirvan para algo a los clientes. ¿Cómo se pueden plantear entonces proyectos de Mejora Continua con el único objetivo de reducir plantilla? Nacen muertos.

    El objetivo de la Mejora Continua es ganar competitividad, ganar clientes, poder crecer y generar trabajo más eficaz y satisfactorio para las personas que en ella participan. Esas personas que se vuelven cada vez más valiosas para la organización por el conocimiento y actitudes que desarrollan.

    Los únicos que realmente no tienen cabida en un proyecto así son los que (en todos los niveles) no están dispuestos a comprometerse.

    El camino no es fácil pero los objetivos han de ser claros. Es el único enfoque posible.

    Si no la Mejora Continua se puede convertir en un chiste de El Roto o… ¿acaso alguien participaría en un proyecto para ayudar a ser despedido?

    2 comentarios. Deja tu opinión.